En un comunicado de prensa que se hizo llegar a la redacción de Negocios y Noticias, la Cámara de la Construcción de Río Cuarto se expresa en repudio al llamado de la licitación a la construcción de las 1000 viviendas clase media. He aquí el parte de prensa: 

“Las veinte empresas asociadas a la Cámara de la Construcción de Río Cuarto informan a la opinión pública que lamentan haber quedado imposibilitadas de participar en la licitación pública “Construcción de 1000 Viviendas – Plan viviendas clase media” que está llevando a cabo la Municipalidad de nuestra ciudad, ya que las condiciones establecidas en el pliego elevado por el Departamento Ejecutivo y aprobado por el Concejo Deliberante imponen exigencias que nos excluyen.

En efecto, aun cuando nuestras empresas afiliadas han construido más de 10.000 viviendas de distintas clases durante los últimos diez años, las exigencias establecidas en el Pliego de Condiciones aprobado fijan requerimientos que ninguna de ellas, tanto participando de manera individual como en forma conjunta, pueden cumplimentar, ocasionando un impacto negativo en la economía de la ciudad y sus referentes.

La obra que se licita consiste en la ejecución de algo más de 200 viviendas al año, cantidad que la mayoría de las empresas incorporadas a esta Cámara están en condiciones de ejecutar individualmente por registrar antecedentes, experiencia y capacidad económica y técnica suficientes. No obstante ello, la Municipalidad ha optado por realizar una única licitación, limitando las ofertas mediante la exigencia de requerir a la licitante la acreditación de un volumen de facturación anual exagerado y manifiestamente desproporcionado en relación a la obra de que se trata, más allá de que algunos de los demás indicadores económicos requeridos sean relativamente laxos.

De haber sido considerada la obra anualizada, en vez de relacionar la capacidad anual con la totalidad de la obra que debe ejecutarse en cinco años, a la par de tornar más transparente la operatoria al garantizar condiciones de competencia inherentes a una mayor cantidad de ofertas que permiten mejoras en el precio sin resignar la seguridad en la condición de la obra, se hubiera posibilitado la participación en la licitación de las empresas constructoras de Río Cuarto, que también son parte de la ciudad”.