La Huerta Sustentable es un trabajo en conjunto entre Bio4 y la Fundación Social, mediante el cual nueve familias trabajan en el lugar realizando tareas de producción y cosecha de verduras y hortalizas con el asesoramiento de ingenieros agrónomos y profesionales de la Subsecretaría. El traslado a las nuevas instalaciones, con una huerta más grande, fue motivado por un estudio de los especialistas que afirma que en ese lugar el terreno es más beneficioso para la producción y su posterior comercialización.

En ese marco, el Intendente Juan Manuel Llamosas recorrió esta mañana el predio de la empresa Bio4, donde funciona la nueva huerta en la cual trabajan 25 personas.

En la ocasión, el Intendente Llamosas afirmó que en este primer aniversario de la puesta en marcha del proyecto “se colmaron ampliamente las expectativas de todos los involucrados”. “Es una satisfacción ver como se avanza y se progresa en conjunto entre lo privado y lo público para que nueve familias puedan autosustentarse”, expresó Llamosas.

En tanto, el Subsecretario de Desarrollo Social, Pablo Bertea, explicó que “las familias que hoy son parte del proyecto están cerca de comenzar a trabajar de manera independiente”. “En un año hemos podido brindarles las herramientas necesarias para que puedan mantener sus propias empresas familiares, por lo cual en un futuro cercano podremos sumar a nuevas familias que no tengan fuentes de empleo genuino así pueden formar parte de esta iniciativa social”, agregó.

El trabajo conjunto entre Bio4 y Fundación Social Río Cuarto, demuestra una vez más que la asociación pública-privada es posible y fructífera, favoreciendo a los principales beneficiarios del proyecto; nuestras familias de Río Cuarto.

Durante este tiempo, en el que se cumplieron ampliamente los objetivos planteados, entre ellos, el de generar una fuente de trabajo digna, podemos afirmar orgullosamente que cada uno de los grupos familiares están en condiciones de sostener, por sí solos, sus propios microemprendimientos en agricultura familiar.

Los principales ejes del proyecto Huerta Sustentable se fueron llevando a cabo de manera progresiva en la medida en que la respuesta de todos los involucrados era favorable para seguir avanzando un escalón más.

Dichos ejes son; Producción y Cosecha de verduras y hortalizas con el asesoramiento de ingenieros agrónomos competentes, siempre poniendo el foco en lograr un producto diferente y con mejores rendimientos, al punto de haber trasladado las parcelas de cada familia a un nuevo predio de la empresa, contiguo al del Parque Industrial II, con condiciones del suelo mucho más favorables para la obtención de mejores alimentos; Comercialización de los productos agroecológicos, cuya primera experiencia se dio en el marco de la última Exposición Rural de Río Cuarto con una respuesta ampliamente positiva tanto de parte de las familias como del público en general. Este momento requirió la puesta en marcha de talleres de asesoramiento en ventas, cálculos de precios, predisposición para la venta, trato con el cliente, entre otros temas, para que todos los miembros de las familias pudieran desenvolverse de la mejor  manera. La comercialización hoy es permanente y se desarrolla a través de las Ferias Rodantes semanales que organiza Fundación Social. Mientras que los Talleres (el cuarto de los ejes) continúan su dinámica no solo respecto del ciclo productivo y comercial, sino también en cuanto a nutrición y alimentación.

Hace alrededor de seis meses la empresa comunicaba y convocaba a los medios a conocer el estado de este proyecto; entonces se dijo que “las bases principales sobre las cuales se asienta, son en primer lugar la necesidad de instaurar una cultura de trabajo en la sociedad de Río Cuarto, poder generar empleo digno para familias que no están en el sistema productivo y poder pasar del asistencialismo a empresas familiares. Como así también, la intención de educar en alimentación saludable para contribuir a una mejor calidad de vida de las personas”, hoy nos enorgullece afirmar que se cumplieron las metas propuestas.

Lejos estamos de concluir nuestro trabajo; las familias que hoy son parte del proyecto están prontas a desenvolverse de manera independiente, en el transcurso de un año hemos podido darles las herramientas necesarias para que puedan lograr sus empresas familiares, por lo que en un futuro cercano esta atención podremos volcarla en nuevas familias de Río Cuarto, carentes de fuentes de empleo genuino, para que puedan formar parte de esta iniciativa social.