En los dos primeros meses, el banco provincial reportó utilidades por $ 23,4 millones, más de $ 5 millones por debajo del año pasado. Fuerte desaceleración en préstamos.

El Banco de Córdoba arrancó los dos primeros meses del año con una ganancia de $ 23,4 millones, aunque dicho dato positivo esconde un costado desfavorable: representa una merma del 19% en relación a los casi $ 29 millones que acumulaba a febrero del ejercicio 2012.

Así lo informó la entidad en su página web. Febrero reportó utilidades por poco menos de $ 10 millones, exactamente $ 9,7 millones, 12,7% por debajo del mismo mes del año pasado, mientras que enero había registrado una ganancia de $ 13,7 millones, 22% menos que doce meses atrás.

En tanto, los números de Bancor permiten observar que la desaceleración de la economía continúa su proceso. La cartera de préstamos llegó a $ 7.158 millones, 25% por encima del año pasado, una cifra que apenas está en línea con la inflación y que es la mitad del crecimiento que mostraban los créditos al mismo momento de 2012.

Los depósitos, por su parte, siguen avanzando a buen ritmo. En los primeros 60 días, el banco provincial sumó $ 11.115 millones, lo que significa un aumento del 31,4% o más de $ 2.500 millones en relación al mismo período del ejercicio pasado.

Fuente: www.papcordoba.com