EMB_BULG_CERUTTI

Parte del programa del embajador Maxim Gaytandie y el empresario búlgaro Miroslav Markov, fue la visita a la empresa Cerutti “Un mundo de alimentos”, la misma se dedica a producir alimentos para mejorar la calidad de vida de los consumidores.
Durante la reunión con el embajador, la familia comenzó a contar su historia. A principio de los años 70’, en Alcira Gigena, Don Cacho Cerutti comenzaba un sueño, un pequeño emprendimiento que se inició con la comercialización de típicos cortes de ternera, cerdo y pollo a los que luego se incorporaron fiambres y embutidos. Al poco tiempo la familia se asentó en la ciudad de Río Cuarto.

Hoy, después de 36 largos años de trayectoria y con el valioso aporte de las nuevas generaciones, la compañía se ha consolidado como una empresa líder de mercado, con 7 bocas de expendio en la ciudad, y con numerosos comercios en Río Cuarto y la región. Se la reconoce por la calidad de sus productos, honestidad, ética empresarial, y un fuerte compromiso con la sanidad. Como forma parte de la filosofía de la empresa el cuidado de la salud de sus clientes, el nuevo emprendimiento comercial que está gestando la familia Cerutti, es la creación de una planta de procesamiento de vegetales, se trata de productos vegetales mínimamente procesados listos para consumo, envasados en atmosfera modificada. Será la primera del país y la segunda de Sudamérica. Marisa Cerutti, gerente comercial de la empresa, especificó que “la verdura será procesada con una tecnología que permitirá que la vida útil del producto sea cuatro veces mayor que si fuera envasado por métodos tradicionales, sin el uso de conservantes”.

La industria contará con la última tecnología utilizada en Europa para la producción de esta gama de alimentos. La misma abastecerá en totalidad el cinturón verde de Río Cuarto y la región, con la posibilidad de extender su comercialización en capitales como Buenos Aires, Rosario, Córdoba entre otras. Asimismo desean poder comercializar a nivel internacional.

Como consecuencia de la conversación, el embajador Maxim Gaytandjiev y el Sr. empresario Miroslav Markov, están dispuesto a ofrecer su “know how”, término comúnmente utilizado en los últimos tiempos en el comercio internacional para denominar así a los conocimientos preexistentes, no siempre académicos, que incluyen; técnicas, teorías e inclusos datos privados.

El embajador explicó que el empresario es uno de los responsables de un laboratorio de tecnología de punta, que tiene como objetivo copiar los embriones de plantas frutales, florales y de legumbres, con la particularidad de que el fruto sea de igual tamaño y calidad.

“En el laboratorio hacemos millones de copias; la naturaleza necesita muchos años para hacerlo y nosotros lo podemos lograr en poco tiempo”, afirmó el empresario Markov.

Tras este positivo encuentro, la compañía Cerutti invitó al Sr. Embajador Maxim Gaytandjiev, y al importante empresario europeo Miroslav Markov, también a Marcelo Terzo, Secretario de Desarrollo Económico y Relaciones internacionales, Jorge Pagés, Subsecretario de Comercio Exterior y presidente de la Fundación Río Cuarto para el Desarrollo Local y Regional, a un pequeño almuerzo para que deleiten sus deliciosos productos.

Al finalizar el almuerzo, el Sr. Empresario pronunció unas palabras de profundo agradecimiento por la calidad bienvenida que la familia Cerutti les brindó. El Sr. Embajador enunció un emotivo discurso sobre el gran trabajo que ha llevado adelante la familia Cerutti, reflejando todos los logros que han adquirido hasta el día de hoy. Más allá de todo el esfuerzo y sacrificio que bien ha sembrado la familia, hoy se le reconocen sus maravillosos frutos.