grassi

Mayo, es un mes de festejos para la reconocida empresa familiar Grassi, por su trayectoria y calidad de servicios en Río Cuarto. Quién mejor que María Elena Grassi, su presidente y la quinta generación de la organización para contarnos las actividades que les permiten estar “Cerca de la gente”.

NyN: ¿Cuáles son los desafíos para lo que resta del 2016?
María Elena Grassi (M.E.G): Queremos continuar con todos los servicios que venimos brindando. Si bien, estamos atravesando momentos difíciles, para nosotros está primero la persona, por eso tratamos que la crisis no empañe nuestra filosofía. Esto es, mantener siempre nuestro personal activo y contenido. Cada día la gente necesita más contención y por ello es fundamental encontrar una cara que deje de lado sus problemas y esté dispuesta a brindarse al cien por ciento. No es fácil, pero estoy muy segura que con el grupo humano que cuenta Grassi lo vamos logrando.
Sosteniendo un equipo humano
El personal cuenta con un guía, un superior que está en permanente contacto con ellos solucionándole los problemas. Mensualmente se realizan reuniones, si los empleados presentan un problema ya sea particular o a nivel empresa, todos son muy bien receptados y escuchados. “Somos conscientes que la empresa creció, pero el tinte familiero sigue presente”, afirma la presidente.
Constantemente se capacita al personal, quiénes son encargados de farmacia o de las otras unidades se forman en Río Cuarto y en otras ciudades tales como Buenos Aires. En este sentido, la quinta generación de Grassi agrega, “Siempre tratamos de ir elevando el nivel en cuanto a la capacitación de los recursos humanos”.
Trayectoria de Responsabilidad Social Empresaria
Además de las tradicionales Ayudas Escolares Grassi que se entregan a los socios hace más de 40 años, la empresa también ofrece el Plan Pequeños Paramédicos. Esta actividad involucra a los alumnos de quinto grado de todas las escuelas de Río Cuarto y la región y hace doce años que se viene desarrollando. “La práctica lo demuestra, en más de una oportunidad estos pequeños paramédicos han logrado salvar una vida hasta que llegaran los médicos, eso nos da ánimo para decir que no es en vano”, expresa María Elena.

NyN: GRASSI ¿En qué marca la diferencia?
M.E.G: ¡Qué difícil! Para nuestra empresa, en primer lugar está la persona, ese socio, ese cliente, ese proveedor. Hacemos hincapié en lo qué consideramos más importante como lo es la contención brindada hacia el ciudadano que viene a buscar algo, más allá de si se lo lleva o no. Por encima de ello, priorizamos que la persona salga satisfecha con la contención que recibió por parte de la gran familia que integramos Servicios Sociales Grassi.
Compromiso en ascenso
Siempre pensando en aumentar los beneficios de sus afiliados, Grassi continúa firmando convenios con diferentes instituciones de la ciudad. Al respecto, María Elena comenta, “Hemos tenido muy buenos resultados fruto de estas articulaciones. Hoy, todos estamos analizando como economizar, siempre un descuento viene bien”.

NyN: Palpitando su aniversario, ¿Cómo festejarán estos 125 años?
M.E.G: Creo que la mejor forma de celebrarlo, considerando que se aproxima el invierno es comprar frazadas y llevarlas a esos hogares donde sabemos que pasan frío. Siempre convocamos a la gente de Río Cuarto y zona que se sume, así no van hacer las cientos de frazadas que lleva Grassi, sino que van hacer miles. Nosotros las recolectamos y las ponemos en buen estado. Luego, invitamos a repartirlas porque no hay nada mejor que ir y ver la realidad y conocer las necesidades de la gente, no estamos muy lejos del centro, a 30, 40 cuadras sabemos que ya hay necesidades básicas. Considero que es la mejor forma de sumarnos y festejar nuestro cumple todos juntos allí.
Fiel a su filosofía de vida empresarial, los deseos de Grassi para este nuevo aniversario…
Seguir trabajando en favor de la gente de Río Cuarto y la región, estar atenta, realizar los deberes lo mejor posible y preparar los empleados para lograrlo.

Eliana A. Esnaola
Lic. en Cs. de la Comunicación