Desde cada crisis surge una oportunidad, ese es el caso de Inés Berto, una de las representantes más célebres del mundo del té, quien de la crisis del 2001, con un ingenio agudizado comenzó su transitar este camino. Como emprendedora, soñó fundar su empresa, no sólo lo logró sino que hoy su té está en veinte países en el mundo. Negocios y Noticias la entrevistó y aquí le compartimos el reportaje.

Berton3

La idea de negocio

Inés comenzó su carrera en Francia con sólo 18 años de edad, donde estudio como perfumista. Posteriormente recorrió cosechas de té en el Himalaya, Sri Lanka, India, China y Japón, su perfil de creadora y empresaria iban en ese sentido. “Al irme de Francia, me especialicé en té en Nueva York”, nos comentaba Berton.

Sin lugar a dudas tuvo una gran compañía en su camino, la empresaria destaca que: “yo lo aprendí recorriendo las cosechas de la mano de una mentora japonesa que me lo enseñó realmente que es el té y valorarlo como tal. Es de destacar que el té es la bebida más tomada en el mundo después del agua”.

Una proyección de vida

Hoy, Inés Berton, la mujer del té, como se la conoce mundialmente, tiene una prolífica marca llamada Tealosophy, la misma tiene una proyección internacional que crece sostenidamente. “Empecé con una inversión de 132 dólares y hoy estamos en 20 países”, aseguró Inés a nuestro medio. “Mi primer gran escollo a saltar fue mi propia familia, donde había un gran escepticismo.” aseveró la empresaria, quien también comentó: “en el 2001 decidí volver a la Argentina para armar Tealosophy, que en realidad es el té como filosofía de vida, el té como lenguaje”.

Primeros pasos

Todos sabemos y recordamos la situación de nuestro país allá por el año 2001/2002, es en ese momento cuando se planta la semilla de Tealosophy. Con sólo 132 dólares pero con un know-how impresionante nace su emprendimiento.

Lo primero que armó es Inti Zen, después Chamana. “No fue nada fácil. Cuando llegué y le dije a mi papá: Voy a hacer té, me preguntó: ¿Un test vocacional?, y yo le dije: No, es té para tomar”. “Nadie en mi familia podía entender esto y menos en el momento en que estábamos como país”
Materia prima y recetas en mano

Las plantaciones de té están en Sri Lanka, para los que no se ubican está a los pies del Himalaya entre Nepal y Bután, es un lugar donde debido a la altura se da un té perfecto, de gran calidad. Por la altura, las plantas son más pequeñas y se concentra más la clorofila. “Posteriormente mis recetas se consolidan en Rotterdam o en Hamburgo porque al exportar y trabajar para afuera, también diseño etiquetas privadas de marcas extranjeras”

 

Té para todos y en todo momento

“El té es un artículo antioxidante y este producto noble acompañado por las tendencias de bienestar que persiguen ahora las personas es que estamos dando un paso de alta calidad” afirma la empresaria. En otro momento de la entrevista nos comentaba que: “La verdad es que favoreció muchísimo llevar nuestro té al mundo; hoy hay chefs de distintos países que cocinan con nuestros productos, en España que usan nuestro té en barras de distintos lugares, mientras que en París utilizan nuestros blends como bases en distintos y prestigiosos restaurantes.”.

Inés y Río Cuarto

La empresaria visitó nuestra ciudad invitada por la empresa Luis María y Cía, a la cual le desarrolló una Especial Carta de Té que se sirve en todos sus locales. En este contexto, realizaron un evento en el Club House del Country San Esteban. Allí se hizo una Cata muy original. Entre la degustación los Blends que más repercusión tuvieron fueron el Winter Apple frío (servido en champagne con manzanas caramelizadas, canela, flores de hibiscus, almendras y rosa mosqueta) y un blend que Berton diseño especialmente para Luis María y Cía con base de té negro Ceylón de Sri Lanka.

Por su parte Luis María Pereda devolvió la atención de Berton, dándole de catar su nuevo sabor de helado sabor CHAY fabricado con hebras de Tealosophy.

¿Emprender?

“Al conocer mi experiencia, queda demostrado que se puede” nos afirma sonriente la empresaria, quien también destaco que: “lo fundamental es saber que el equipo es todo, es dejar el ego de lado, es muy importante no ser egocéntrico. Para un emprendedor lo más importante es saber rodearse, que la gente que te rodee sea buena gente. La pasión lo cambia todo en estos tiempos, entonces tener gente que sea comprometida, que esté en foco, eso es lo fundamental, y especializarse mucho y saber que hay que caminar el camino”.