perdida2“En busca de la rentabilidad perdida” tituló el editorial de la última edición del Ranking de Empresas que año a año elabora Punto a Punto, reflejando el dato esencial que arrojó 2012: una mayor facturación pero con claros signos de reducción de los márgenes de ganancias.

Los balances al primer semestre presentados por las tres compañías más grandes de Córdoba que cotizan en bolsa ante la Comisión Nacional de Valores (CNV), ratifican esta tendencia.

El caso más emblemático es el de Holcim, que pese haber observado un incremento del 19% en la facturación, y un aumento del 3,8% en sus despachos de cemento, vio derrumbarse su saldo positivo de $ 51,3 millones de la primera mitad del año pasado, a uno negativo de $ 58,5 millones durante el corriente ejercicio.

Aunque no de una manera tan drástica, Tarjeta Naranja muestra una evolución similar. Pese a haber crecido 44% en ingresos entre enero y junio, tuvo un superávit 15% inferior al del mismo lapso de 2012: bajó de casi $ 243 millones a $ 207 millones.

Esto, a pesar de que la actividad creció fuertemente. Según Naranja, “al 30 de junio de 2013 contamos con 2,44 millones de cuentas habilitadas, logrando un crecimiento del 11% respecto del mismo período del ejercicio anterior. Estos clientes efectuaron más de 58 millones de compras durante el período, lo que representa un aumento del 17% interanual. Si medimos el consumo promedio por cuenta activa en ese lapso, el aumento fue del 28% a valores corrientes”.

Por último, Arcor es la única que ve crecer sus ganancias este año: de casi $ 250 millones pasó a $ 273,2 millones; es decir, un 9%. Sin embargo, este crecimiento fue sensiblemente menor al mostrado por la facturación, que aumentó 23% hasta superar los $ 8.000 millones en los primeros seis meses.

Fuente: papcordoba.com