Las ventas minoristas de los comercios pymes de la provincia de Córdoba cerraron octubre con una caída de 8,6% frente a igual mes del año anterior, la mayor contracción registrada en lo que va del año. En octubre de 2017, respecto a octubre de 2016 las ventas habían aumentado 0,7%.

Así se desprende del relevamiento que realizó el Departamento de Estadísticas de la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom) y sus centros comerciales adheridos.

Con el dato de octubre, se registra el octavo mes de caída consecutiva y un 2,91% de baja promedio acumulada; se recordará que en septiembre la caída fue del 8,3%, agosto del 5,2%, julio 2,8%, junio 2,9%, mayo 1,7%, abril 1,1% interanual, y en marzo del 0,4%.

Según el relevamiento, la caída se siente con especial intensidad en la ciudad Capital, donde según la Cámara de Comercio de Córdoba (CCC) –entidad adherida a Fedecom- se registró una contracción interanual de 12,5%, y en algunas ciudades del interior provincial, como Río Cuarto y Alta Gracia y, aunque en menor medida, en Villa María y San Francisco.

“La persistente caída de los volúmenes de venta, profundiza la crítica situación que atraviesa el sector comercial de la provincia. Los datos negativos de las ventas del Día de la Madre (-7,3%) ya pronosticaba lo que terminarían arrojando las cifras finales del mes pasado”, reconoció Ezequiel Cerezo, vicepresidente de Fedecom.

Un escenario económico dominado por elevadas tasas de interés, fuerte caída del consumo en términos reales y una inflación que no da síntomas concretos de una baja significativa, generan niveles crecientes de incertidumbre hacia un 2019 que se presenta con más interrogantes que certezas.

“Los intereses de las tarjetas de crédito sumado a que muchas familias ya recurren a los plásticos para hacer compras corrientes por lo que los topes están muy cera de los máximos que cada quien tiene permitido, hace que los consumos sean muy medidos”, agregó Cerezo.

De los 17 rubros relevados por la entidad, todos ellos alcanzaron valores negativos en la comparación interanual respecto a las cantidades vendidas: las caídas más pronunciadas se observaron en Joyería y relojería (-16,7%); Electrodomésticos y electrónicos (-14,8%);  Marroquinería (-12,1%); Textil-Blanco (-11,6%).

Las variaciones en cantidades vendidas para los restantes rubros fueron: Alimentos y bebidas (-6,7%); Bazar y regalos (-5,8%); Bijouterie (-11,5%); Calzado (-5,4%); Deportes y artículos de recreación  (-3,3%); Farmacia (-1,3%); Juguetería, rodados y librería (-8,7%); Materiales eléctricos y ferreterías (-6,2%); Materiales para la construcción (-5,7%); Muebles (-7,4%); Neumáticos (-7,6%); Perfumería y cosmética (-7,3%); Textil-Indumentaria (-10,1%).

Respecto a las modalidades de pago, el 40% de las operaciones se realizaron en efectivo, el 52% con medios electrónicos y un 8% con créditos propios de los establecimientos comerciales.

Expectativas
En un contexto en el que persiste la recesión económica, las expectativas de los comerciantes respecto a las ventas del próximo mes indican que un 15% considera que aumentarán, un 39% que se mantendrán sin variación y un 46% que disminuirán.

   Fuente: Elaboración propia en base a datos del Departamento de Estadísticas de FEDECOM.