En medio de la cosecha, el aumento del precio del gasoil impacta de lleno en la actividad del transporte de cargas, que debió absorber la suba antes de que entren en vigencia las nuevas tarifas para este año. Por eso, además de un ajuste general del 25%, piden una compensación por el último movimiento en los surtidores. Eduardo Marclé, secretario general de la Federación Cordobesa de Transporte de Cargas (Fecotac), estimó que un viaje de Río Cuarto a Rosario se encareció unos 250 pesos, a razón de 8 pesos por tonelada. Además, el sector se mostró muy crítico con la tasa vial y con el estado de las rutas y caminos provinciales.

“El aumento del gasoil complica la rentabilidad: esperábamos un incremento de la tarifa, y nos encontramos con que el litro de gasoil está 80 centavos más caro”, comentó Marclé.

En este sentido, sostuvo que el transporte de cargas necesita un aumento de tarifa y un “diferencial” por la suba del gasoil. “Ya de antes, necesitábamos un aumento de tarifa”, puntualizó.

Para el dirigente, la tarifa debería aumentar no menos de 25 por ciento, aunque cree que el Gobierno va a autorizar un ajuste por debajo de ese porcentaje, por el impacto que tendría en el mercado.

Las tarifas del transporte de cargas son fijadas por la Afip y la secretaría de Transporte de la Nación. Precisamente esta semana, Marclé participará de una audiencia en Buenos Aires para discutir el tema.

Por otro lado, Marclé precisó que ya sienten el impacto del aumento del gasoil. “Un camión que va de Río Cuarto a Rosario gasta 240 pesos más por la suba de combustibles. Habría que aumentar 8 pesos la tonelada por  cada viaje para compensarlo”.

En este sentido, indicó que la rentabilidad del sector se achicó considerablemente. “El transportista siempre absorbe los aumentos. Buscamos el cereal como sea; sacamos al fiado en el combustible al fiado, pero no dejamos de viajar”.

“Las ganancias bajaron al mínimo y por eso esperamos más que nunca el aumento de tarifas”, subrayó.

Además, Marclé explicó que han subido otros costos fijos, como peajes, playas de estacionamiento y otros.

Críticas a la tasa vial

En otro orden de cosas, el dirigente fue muy crítico con la tasa vial que en 2012 implementó la Provincia. “Para nosotros, no es bueno que los transportes de cargas de otras provincias vengan a Córdoba, donde tenemos entre 20 y 40 centavos más caro el gasoil”, se quejó.

Por otro lado, señaló: “No se ven resultados de la tasa vial: hay más baches, rutas descalzadas, no hay banquinas, no hay servicio de emergencias”.

Además, sostuvo que es malo el estado de los caminos, con lo que -señaló- “el deterioro es generalizado”.

“No hay peaje con servicio de ambulancias. Las concesiones son calamitosas como el estado de las rutas. Con la tasa vial, hemos achicado la rentabilidad, pero sin tener ninguna mejora”, finalizó Marclé.

Fuente: www.puntal.com.ar