0002524022

 

Los cuatro “trapitos” que ayer a la mañana fueron a lavar autos a la plaza Olmos en protesta porque los habían echado de una empresa constructora donde habían sido reubicados en el marco de un acuerdo con la Municipalidad, fueron convocados para que se sumen por el momento al lavadero del Andino que comenzó a funcionar la semana pasada.

El subsecretario de Promoción Social, Gonzalo Parodi, aseguró a al matutino local que “estas 4 personas habían expresado en las entrevistas que realizó Empleo, sus habilidades como albañiles o peones de albañiles, por eso, junto a otros 2, ingresaron a esa empresa constructora”.

“Pero, según nos informaron hoy (por ayer)  al preguntar por qué los habían despedido, nos destacaron que no habían cumplido con las exigencias del trabajo como pretendía Incisa” detalló.

Ante la presencia de los “trapitos” nuevamente ayer en el estacionamiento de la Municipalidad con baldes, Parodi convocó a los delegados y a un representante de la CTA, que habían participado del acuerdo para relocalizar a los 28 trabajadores que se ubicaban en la plaza Olmos para lavar autos.

“Les propusimos que por el momento, si quieren trabajar, se incorporen al lavadero del Bulevar Ameghino al 1200. Aunque ya hay 6 trabajadores y recién hace una semana que funciona, saben que no hay muchos autos para lavar y por lo tanto ganancias para repartir” admitió Parodi.

Según anticipó a PUNTAL “la idea es abrir otro espacio donde puedan desarrollar esa tarea y ampliar el radio de cobertura en la ciudad”.

“Las negociaciones apuntan a mantener el acuerdo general con las 28 personas censadas oportunamente cuando se decidió reordenar el espacio público en la plaza Olmos, con inclusión social para todos ellos” recordó el subsecretario de Promoción Social.

Para ello desde la Subsecretaría de Empleo y Microemprendimientos se realizaron entrevistas a 32 personas en total, en las cuales expresaron sus habilidades y capacidades para trabajar en distintos rubros.

Parodi explicó que “así fue que se abrieron tres líneas de soluciones: la creación de una cooperativa de trabajo para atender espacios verdes, a la que se sumaron 8 personas, quienes han realizado una evaluación positiva de la tarea que realizan”.

“La apertura del lavadero propio, que se inauguró oficialmente el viernes pasado (ver aparte), y la construcción, rubro en el cual hubo 10 personas que dijeron se habían desempeñado como albañiles o peones de albañiles. De ellos 6 entraron a Incisa y 4 están esperando para empezar a trabajar” enumeró el funcionario de la Fundación Social.

Admitió que “ahora nos encontramos con que 2 de ellos renunciaron y los otros 4 fueron despedidos porque no cumplían con lo que pretendía la empresa”.

Por eso, tras la reunón de ayer con los delegados, la CTA y Parodi, se acordó evaluar la posibilidad de incorporarse al lavadero.

 

Fuente: puntal.com.ar