Desde hace tres semanas cayó 30% promedio el monto semanal a las fábricas de electrodomésticos, automotrices, motos y autopartistas.

import-export-thetopreport-business-exportar-importar

La oferta de 0 km, televisores, aire acondicionados y celulares en el mercado interno puede achicarse en la misma medida que el Ministerio de Economía, a través del Banco Central, redujo el flujo semanal de dólares para la industria.

El mes pasado, en la previa a las PASO, el Gobierno había aumentado el monto programado de divisas para la importación de autos, autopartes y piezas para la producción de Tierra del Fuego; pero la devaluación en Brasil, en China y hasta la simple cuenta de que agosto tiene cinco semanas y no cuatro, hizo que la administración nacional decidiera reducir drásticamente el monto comprometido durante las últimas dos semanas. Así, por ejemplo, el sector automotriz, tanto las fábricas de 0 km como las de partes, recibió en la primera semana u$s 50 millones cada día. La siguiente semana llegó el ajuste, por lo que el sector obtuvo u$s 33 millones, lo que muestra una caída de algo más de 30%. En tanto, durante esta semana que termina, las fábricas de autos y partes obtuvieron u$s 21 millones, un 58% menos. Lo mismo sucedió en el sector de los motovehículos y el segmento autopartista.

Una situación similar se está viviendo en las fábricas de Tierra del Fuego, en las que se ensamblan televisores, computadoras, tablets, celulares, línea blanca y aire acondicionado. “Faltan piezas porque como nos bajaron la cantidad semanal de dólares, no tenemos para pagar las importaciones y no nos vamos a endeudar más”, aseguraron desde una de las marcas que opera en la isla. El conflicto que se genera es, además del incremento de las deudas en dólares para todos estos sectores, la imposibilidad de planificar. “Manejábamos un escenario que ahora cambió”, aseguran desde las fábricas.

Sin lugar a dudas, este es un escenario preocupante para las industrias de nuestra región, ya que deben parar su producción al no contar con los insumos necesarios. Este escenario se contradice con el discurso gubernamental de crecimiento industrial, y perjudica a los empresarios de la región que apostaron a producir valor. Desde Estudio Crenna & Asoc. hemos observado cómo se profundiza el recorte de la divisa y se incrementa la imposibilidad de importación de los insumos productivos requeridos por nuestros clientes sin justificación alguna.

Más allá de este escenario negativos, y como lo hemos anunciado en notas anteriores, el empresario local sigue apostando a la industria en vísperas de un cambio político a finales de años.

Cr. Horacio Crenna