La situación del maíz (12/13) a nivel nacional es muy buena, presentando algunas complicaciones en aquellas zonas más afectadas por los excesos hídricos que podrían mejorar siempre y cuando no se registren nuevos episodios de precipitaciones de gran caudal.

El país es el segundo proveedor internacional de maíz, pero en la campaña pasada una extensa sequía como consecuencia del fenómeno La Niña golpeó al cultivo y generó serias pérdidas en la cosecha, que fue de 21 millones de toneladas, según el Gobierno.

Hasta ahora los productores llevan implantado casi el 25% de la superficie prevista para el maíz de uso comercial, lo que marca un avance intersemanal de 8 puntos porcentuales pero un retraso de 5,6 puntos con respecto al ritmo de la temporada anterior.

El clima continúa siendo el motor de la recuperación de los precios agrícolas llevando al maíz local hasta niveles superiores a los 205 dólares para la nueva campaña.

Para la soja el Ministerio de agricultura de la nación estimo que en la temporada 2012/13, se destinarían 19,35 millones de hectáreas a la soja en Argentina, el principal proveedor internacional de aceite y harina de la oleaginosa y el tercero del poroto sin procesar.

La siembra de este cultivo avanzó con velocidad en la última semana debido al clima por lo general seco en las principales zonas agrícolas. No obstante, las fuertes lluvias que se registraron en las últimas horas en zonas que ya sufrieron excesos de agua volverían a provocar demoras en la implantación y de repetirse, podrían recortar el área prevista para la oleaginosa.

Hasta el momento los productores, según datos de la bolsa de cereales llevan cubierto el 46 por ciento del área prevista para la soja de la campaña 2012/13 del país.