afip2

Mediante la Resolución de la AFIP 3770 se instrumenta la reducción de la retención del Impuesto a las Ganancias.

La nueva normativa  incrementa los montos de las deducciones personales en seis porcentajes, de acuerdo a los ingresos brutos (sueldos y jubilaciones) devengados, rigiendo en forma retroactiva a partir del 1 de enero de 2015, para los empleados con sueldos brutos que superen $15.000 y hasta $25.000. Esta nueva RG es publicada como modificación del decreto 1242/13, que es el que determina las categorías de los trabajadores que rigen en la actualidad frente al Impuesto a las Ganancias.

A efectos de definir la categoría de los trabajadores se consideran los sueldos brutos habituales devengados en el período que fue de enero a agosto de 2013. Aquellos que no superaron los $15.000, en ese período de referencia, seguirán sin sufrir retenciones, incluso si hoy ganan más.

Este es un aspecto que hace que, como muchos otros gravámenes en nuestro país, se generen distorsiones. Hay contribuyentes que en aquel momento ganaban menos de $15.000 mensuales y hoy por más que su sueldo sea notablemente más elevado siguen exentos del impuesto. Es decir que para estos cambios de normativa mediante resoluciones que van reemplazando y “emparchando” las anteriores, hay quienes ganan y quienes pierden.
Los que en ese mismo período estaban en el segundo tramo, que va de más de $15.000 a $ 25.000, ahora verán incrementadas las deducciones del mínimo no imponible, la deducción especial y las cargas de familia en forma progresiva y en escalones hasta llegar a un 20%.  Este es el cambio más importante de la nueva RG.
Los que en el período de referencia estuvieron por encima de los $25.000 seguirán sufriendo las retenciones, pero esta vez únicamente en la medida que desde enero de este año no hayan reducido sus sueldos a $25.000 o menos.
Como la medida es retroactiva al 1 de enero de 2015, los empleados que tuvieron retenciones en exceso, considerando los nuevos importes de las deducciones, tendrán derecho a recibir una devolución de las diferencias de impuestos retenidas, en cinco cuotas a partir de la próxima liquidación de sueldos.

Las nuevas categorías:

  • La primera va de más de $15.000 y hasta $18.000 con un aumento del 25% en los importes de todas sus deducciones.
  • La segunda abarca a los empleados que en el período de referencia hayan superado $18.000 y hasta $21.000, con un incremento del 20% en todas las deducciones.
  • El tercer grupo incluye a los que en el 2013 cobraron más de $21.000 y hasta $22.000 mensuales, con un descuento del 15%.
  • El cuarto son los que percibieron más de $22.000 a $23.000, que obtienen un 10% de aumento de las deducciones.
  • El quinto grupo va de más de $23.000 a $24.000 recibiendo un 7,50% y el último grupo, que va de más de $24.000 a $25.000 logró un 5%.

Por: Cr. Federico García Córdoba