En este mundo capitalista, las crisis suelen ser oportunidades… en especial para los competidores. Y un ejemplo se está dando en la industria láctea de Córdoba.

La grave situación que está viviendo Sancor -que cerró dos plantas y que está a punto de ser adquirida por la multinacional Fonterra- dejó oportunidades para otras firmas del sector.

Sin dudas que la más fuerte y que más está aprovechando es la más grande, La Serenísima, donde ya talla la estrategia comercial del Grupo Arcor.

Pero hay otras que también están ganando mercado. Una de ellas es Manfrey, que según contaron sus directivos cerraron el primer semestre con un crecimiento en volumen en torno al 14%.

“En algunos productos, como yogures o flanes estamos produciendo al tope de nuestra capacidad y no vendemos más porque no tenemos cómo hacerlos. En esos segmentos el alza llegó hasta el 40% en algunos meses de este año comparado con el año anterior”, subrayaron.

Fuente: infonegocios.info