Con mucha cautela para hablar del tema, desde Porta nos confirmaron a Negocios y Noticias que acaban de cerrar un joint venture con Dedini y DuPont para la construcción de una planta de biocombustible. El proyecto de la primera planta está avanzado y será similar a la de Bio4. Desde Porta esperan que la primera planta esté funcionando el año próximo.

Nos informaban que la planta con capacidad para producir 250.000 litros de etanol de maíz por día, puede costar en Brasil entre $ 80 millones y $ 140 millones de reales (entre 23 millones y 40 millones de dólares). Un 40% más económica que la plantas norteamericanas.