organicos_in“Tenemos márgenes brutos excelentes” explicó el Ing. Agr. Eduardo Tilatti tras una reunión en el INTA Pergamino.

El Grupo de Cambio Rural Pampa Orgánica Norte estuvo reunido días pasados en el INTA Pergamino con la intención de definir acciones a desarrollar en las parcelas demostrativas con que cuenta la Experimental.

Este grupo se formó en julio de 2004 en el INTA Pergamino y contaba en sus inicios con la participación de productores de Buenos Aires, sur de Córdoba y Santa Fe.

El positivo trabajo hizo que 12 campos llegaran a formar parte del Grupo lo que conllevó a distribuir labores. Así surgió el Grupo Pampa Orgánica Sur con sede en Bordenave y el Pampa Orgánica Norte con sede en Pergamino.

Actualmente él Grupo Pampa Orgánica Norte, extiende sus acciones en el sur de Córdoba, sur de Santa Fe, sur de Entre Ríos y norte de Buenos Aires, siempre con la consigna de generar producciones extensivas, agrícolas y ganaderas, contemplando la rotación con pasturas.

En aquellos campos que solamente hacen agricultura, es fuerte el uso de compost, abonos orgánicos permitidos para producción orgánica, manteniendo rotación, cultivos de cobertura en invierno, contraestación y demás.

Es un grupo referente a nivel nacional de las actividades dentro y fuera del INTA, apoyando el desarrollo del Movimiento Argentino para la Producción Orgánica. “Lo que hacemos es planificar los próximos años del módulo orgánico del INTA Pergamino, son 4 has. divididas en franjas, con varios años de experimentación y de la cual extrajimos gran cantidad de información para aplicar en nuestros campos. Los campos volcaron experiencia para ser aplicada y volcada en el Módulo Orgánico” indicó el referente técnico, Eduardo Tilatti.

-¿Cuáles son las principales demandas que han surgido a partir del trabajo realizado?

-El sistema de producción orgánico extensivo está afianzado, estamos buscando alternativas de mejoras tecnológicas adicionales, como por ejemplo el uso de siembra directa orgánica, uso de cultivos de cobertura en invierno para ser roleado con rolofaca y sembrado en forma directa el cultivo de verano sobre ese cultivo de cobertura roleado. Tenemos experiencias en campos de productores con parcelas de hasta 25 has., con muy buenos resultados. Lo hemos traído de Brasil, Paraguay, Estados Unidos, Canadá. Las universidades están estudiando este tema, lo que tratamos es de obtener toda la información posible, por ello también nos acompaña la gente de INTA Castelar, quienes nos ayudarán a analizar qué herramientas serán las necesarias para poder llevar a adelante esas nuevas tecnologías, ponerlas en práctica y extenderla a superficies mayores.

Otro aspecto destacado en el trabajo del grupo es el de los abonos orgánicos, en la actualidad se están utilizando estiércoles de los distintos animales, gallina, pollo, estiércol de frigoríficos. En ese sentido, Tilatti explicó que “como nosotros no utilizamos fertilizantes químicos, estas son herramientas muy positivas en cuanto a la microflora del suelo y los aportes de materia orgánica y la diversidad nutricional que tienen esos componentes. Ahora queremos investigar dosis, calidades, formas de aplicación, INTA tiene alguna experiencia, buscamos su apoyo para poder hacer más eficientes esas técnicas para lograr el mejor uso a campo”.

-De la gran experiencia acumulada, ¿pueden indicar hoy si la producción orgánica es rentable?

-Tenemos márgenes brutos excelentes, quizás la producción orgánica es menos estable año tras año en la obtención de resultados productivos en kilos por hectárea, siempre tenemos dificultades en términos climáticos, eso hace que el manejo orgánico versus una siembra directa convencional con uso de glifosato, tiene sus complejidades, pero tenemos excelentes resultados a largo plazo. Contamos con un campo en plena pampa húmeda, en el departamento de Ramallo, después de trabajar 10 años agricultura orgánica en parte del campo, los márgenes brutos son similares a los que da un convencional en ese largo plazo.

Además el especialista comentó que la producción orgánica ha logrado márgenes brutos muy superiores a lo convencional y otros años lo contrario. Según los miembros del grupo, esa inestabilidad de las producciones es un punto a seguir estudiando.

“Estos márgenes brutos son ayudados por los sobreprecios que pagan los consumidores de orgánico, y ese sobreprecio es acompañado por un diferencia de retenciones, por ejemplo de soja y derivados tenemos un 9% de retenciones contra el más del 30% que se maneja normalmente para las producciones convencionales. En otros productos tenemos un 5% de retenciones, contra más del 20% que se maneja en los otros tipos de productos, esto también ayuda al sobreprecio y logramos exportaciones” aclaró Tilatti.

La reunión contó con la presencia de los integrantes del Grupo Cambio Rural Pampa Orgánica Norte,  técnicos del Instituto de Ingeniería Rural y representantes de la firma KWS.

Y allí técnicos del INTA como Luis Jacquelin y Ricardo Pontoni trataron diversos temas enmarcados en los resultados 2012/2013 del módulo orgánico.

La reunión posibilitó acuerdos sobre la rotación de cultivos en el módulo hasta el año 2016, y en ese sentido, Jacquelin explicó que “El Módulo Orgánico representa una alternativa de manejo de cultivos extensivos ante el esquema agrícola actual de altos insumos. Los resultados obtenidos pueden servir de insumo para resolver la problemática productiva de las franjas periurbanas libres de agroquímicos e incluso apoyar a la agricultura familiar”.