• Lunardi: La formación y la comunicación fueron las claves para que la empresa LUNARDI pudiera crecer con éxito, y cumplir más 60 años en el rubro de la construcción. Todo comenzó a principio de la década del ‘50, cuando Attilio Lunardi y junto a sus tres hijos llegan a Argentina desde Italia en búsqueda de una vida mejor. Comenzaron a desarrollar tareas en el rubro de la construcción, y con el pasar del tiempo se consolidó en una empresa confiable y reconocida. Muchos acontecimientos fueron dándole forma, cambiando y desarrollando a la compañía. Hoy en día la gerencia Atilio Lunardi con sus tres hijos, Mauro, Ricardo y Gisela, siguen los pasos que sus antepasados fueron forjando en su apellido. Cada uno desde su lugar profesional le aporta conocimientos y el espíritu emprendedor que caracteriza la marca. Hoy las metas son las mismas que ayer: brindar soluciones globales, inversiones seguras, diseño y ejecuciones que se traduzcan en beneficios concretos. LUNARDI cuenta con más de 200 profesionales y trabajadores de la construcción, y una capacidad de obra que le permite actuar con igual eficiencia en diferentes ámbitos, llevando adelante proyectos de índole industrial, de ingeniería de caminos, grandes edificios de almacenamientos, comercial y del agro, obras de arquitectura, de estaciones de servicios y establecimientos educativos. Además por supuesto de sus desarrollos inmobiliarios, con más de 700 departamentos entregados y más de 180 a entregar.
  • Agroimperio: Hace más de 30 años, en la ciudad de Río Cuarto, provincia de Córdoba, se formó Agro Imperio SRL. 
    El naciente mercado de los alimentos balanceados y el foco en el sector de nutrición animal, fueron los pilares y motivos que llevaron a los socios fundadores a transitar durante más de tres décadas los caminos de la producción de alimentos.
    Hoy en la conducción de la empresa se encuentra una nueva generación de técnicos profesionales, dedicados a elaborar productos con los más altos estándares de calidad, para responder a un mercado cada vez más dinámico y exigente.
  • Ingraf: La década del ’90 trajo consigo, el último cambio en la dirección del taller gráfico; el mismo tendría a su mando, solamente a Luis. Ya en aquellos tiempos, la tradicional empresa familiar era reconocida por todos no solo en la ciudad, sino en su amplia zona de influencia. También en esta década se incursiona de lleno en el diseño por computadora e internet. Una nueva era en la comunicación impresa empezaba. En 1998 se incorporó Germán Prieto, hijo mayor de Luis a la firma y juntos empiezan a trazar un nuevo INGRAF. Se comenzó a explorar en distintas áreas como la impresión textil y la serigráfica, además de los trabajos tradicionales del offset como la impresión de libros, periódicos, afiches, folletos, facturas, tarjetas sociales, etc, y también, en el ámbito de la publicidad, creando un área especial dentro de la firma capaz de ofrecerle a los clientes un servicio integral y diferencial para optimizar los recursos y aumentar beneficios.  De esta forma, INGRAF se posicionaría dentro del mercado como la primera imprenta capaz de conjugar en sus talleres, la concreción de todas estas técnicas ofreciéndole a sus clientes, una amplia variedad de servicios.
    En el 2004 se incorporan Sebastián y Gastón Prieto, otros 2 hijos de Luis, y a finales de 2011 se incorpora, otro hermano, Pablo Prieto. Entres los 4 y Luis van forjando otro gran crecimiento productivo en la empresa. La demanda de clientes y la modernización de esta industria en todas las áreas obligan a realizar inversiones anuales constantes en equipos de preimpresión, impresión y post-impresión, dándole un sello distintivo y diferenciador dentro del mercado de las imprentas.
    El 2015 deja dos marcas importantes; a principios se une a la empresa un nuevo integrante de la familia, Juan Manuel Prieto, 5to hijo varón de Luis y a finales se compra otra impresora láser color de gran volumen, la más grande y tecnológica hasta esa fecha en el País.
  • Industrias Giorgio: La empresa nace por un emprendimiento familiar denominado CARROCERIAS GIORGIO dedicada plenamente al servicio del transporte pesado y a la fabricación de carrocerías para camiones, actividad que orgullosamente sostenemos.
    Con el trascurso del tiempo, la empresa fue creciendo con nuevas metas e ideas que propusieron el nacimiento de una amplia gama de actividades como el mantenimiento industrias dando paso a la actual INDUSTRIAS GIORGIO.
    En nuestro establecimiento, con más de 2000m2 dedicados al servicio y abastecimiento para nuestros clientes, contamos con un gran abanico de prestaciones con personal altamente capacitado y maquinarias de última tecnología que hace a la eficacia de los trabajos.
    Contamos actualmente con ferretería industrial y lonera propia, esto nos permite brindar los elementos necesarios para cualquier tarea y a precios totalmente competitivos para el mercado local.