El gobernador de Córdoba José Manuel de la Sota ordenó clausurar las antenas de Televisión Digital Abierta (TDA) en las ciudades de Villa María, Malagueño (Córdoba capital) y Villa Dolores, tal como ya lo había hecho con las de Río Cuarto y Leones.

Con el argumento de evitar “un daño ambiental”, el secretario de Ambiente de la provincia, Federico Bocco, dijo que “no son clausuras, sino cierres preventivos y precautorios”. Al tiempo que negó que se trate de una cuestión política atribuida al rol opositor del gobernador o a su eventual candidatura presidencial y destacó que se trata de un procedimiento absolutamente “legal y preventivo”.

Bocco explicó que por aplicación de la ley general de ambiente 7343 y el decreto reglamentario 2131 “se dispusieron auditorías ambientales que no sólo abarcan a las antenas de la televisión digital, sino también a las de la telefonía celular”.

Además, dijo que el cese preventivo de las antenas ubicadas en Río Cuarto, Leones, Villa María, Malagueño y Villa Dolores se debieron a la falta de presentación de la documentación exigida por dicha norma sobre el impacto ambiental.

“La documentación presentada es insuficiente. Es más, en alguno de los casos ni siquiera han presentado la información requerida”, sostuvo Bocco.

A la vez, aclaró que no hubo medidas similares contra las antenas de telefonía debido a que, en general, están en regla y que si resta presentar algunos elementos “ellos no es suficiente para un cese preventivo”.

“Sólo se volverá a permitir el funcionamiento de las antenas de la TDA cuando cumplan con todas las exigencias que plantea la ley ambiental provincial”, enfatizó Bocco.

Fuente: www.puntal.com.ar