-_dolares_afip.jpg_35960795

La Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal de Buenos Aires confirmó una sentencia que ordenaba a la AFIP resolver los pedidos de pronto despacho presentados por un hombre que, habiendo realizado compras en el exterior, reclamaba la devolución de la percepción a cuenta del Impuesto a las Ganancias. El contribuyente tuvo que iniciar un amparo por mora ante el silencio de la Administración.

Un hombre hizo compras con tarjeta de crédito, computadas desde el extranjero y, al no ser ni contribuyente del Impuesto a las Ganancias ni del Impuesto sobre los Bienes Personales, solicitó el reintegro del cobro a cuenta del Impuesto a las Ganancias para Personas Físicas, en los términos de la Resolución General AFIP Nº 3420/2012.

Pero, es del caso que la AFIP no se expidió en el término genérico de sesenta días hábiles administrativos, por lo que el contribuyente presentó seis pedidos de pronto despacho, sin que hayan sido resueltos. Ello lo obligó a presentar un amparo por mora ante la Justicia en lo Contencioso Administrativo Federal, con el fin de ordenar al organismo recaudador que resuelva su reclamo en un plazo perentorio. La causa se caratuló “Fichter, Lautaro c/ EN- AFIP- DGI s/ amparo por mora”.

Las resoluciones de la AFIP, en ese sentido, no la obligan a resolver los pedidos en un plazo concreto. Frente a esta situación, el amparista pidió que se aplique al caso el término genérico del art. 10 de la Ley 19549 (sesenta días, y treinta en caso de pedidos de pronto despacho), el que se encontraba vencido.

La falta de plazo fue el argumento de la AFIP para practicar su defensa; además, explicó en su presentación que había citado a Fichter para que aporte información, y, que a la fecha del amparo, el requerimiento estaba pendiente de cumplimiento.

El juez de Primera Instancia hizo lugar al pedido del actor, porque según surgía del expediente el organismo fiscal no proveyó en modo alguno las presentaciones del Sr. Fichter, sino hasta nueve meses después del pedido, cuando se lo citó a aportar información complementaria; requerimiento que cumplió, pero igualmente no tuvo avances.

Por ello, al recordar que el instituto del amparo por mora tiene como finalidad resguardar el derecho de peticionar ante las autoridades, consagrado en el art. 14 de la Constitución Nacional, y que, elegida esta vía, existe la obligación de resolver que le incumbe a la Administración ante su silencio de ella, la justicia resolvió hacer lugar al pedido toda vez que la situación objetiva de la demora estaba acreditada. Así pues, el juez interviniente emplazó a la AFIP para que,  en el término de diez días, dicte resolución en el expediente administrativo involucrado.

El fallo fue apelado por el ente recaudador. En la causa quedó abocada la Sala IV de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal, la que tuvo por desistido el recurso, por haber dictado la AFIP la resolución que llevó al amparista a recurrir a la justicia.

 

Ab. Mariano Taddei

(Empleado del Poder Judicial de la Prov. de Cba. – Tribunales Río Cuarto)