Cierra sus puertas el Opera Hotel, un emblema de Río Cuarto

Cierra sus puertas el Opera Hotel, un emblema de Río Cuarto

Al no tener ingresos, desde el directorio de la empresa decidieron dar por terminada la actividad tras casi medio siglo de vida. Tenía 24 empleados. El establecimiento se inauguró en 1973. Por allí pasaron importantes figuras.

 

Después de casi medio siglo de actividad, cierra definitivamente sus puertas el Opera Hotel, un emblema de Río Cuarto. Los responsables de la empresa de calle 25 de Mayo 55, que se inauguró en 1973, tomaron la decisión debido a que la crisis que venían atravesando se profundizó por el efecto de la pandemia. Es que, desde que se inició la cuarentena el 20 de marzo pasado, los establecimientos dedicados a la hotelería están sin trabajar y no saben cuándo se les permitirá reabrir.

Miguel Lunardi, presidente del directorio del Opera Hotel, aseguró a Puntal que no les quedó otra alternativa más que el cierre.

“La situación generada por la pandemia nos obligó a tomar esta decisión porque no estamos en condiciones de cumplir con las obligaciones que nos corresponden. El sector hotelero viene complicado desde hace tiempo, por lo que ha sido imposible tener un fondo anticrisis para paliar la situación actual. El rubro viene golpeado desde hace años por la crisis económica del país. También ha afectado la aparición de nuevas modalidades de alquiler temporario con plataformas como Booking, que le quitaron bastante mercado al hotel tradicional. Los alojamientos por aplicaciones no tienen costos fijos y no pagan impuestos, por lo que a los hoteles, que sí pagan impuestos y tienen un costo fijo elevado, les resulta una competencia muy fuerte”, señaló Lunardi.

“Pese a que (la Nación) dio la orden de cerrar los hoteles por la pandemia, nosotros tuvimos que seguir cumpliendo con ciertas obligaciones, pese a que no estamos en condiciones de hacerlo. Tuvimos que cerrar porque no sabemos cuándo se va a volver a la normalidad. Entendemos que el sector hotelero va a seguir muy postergado y que, cuando se pueda abrir, la situación va a ser mucho peor que la de ahora”, agregó.

-¿Cuántos empleados se quedaron sin trabajo por el cierre?

-Son 24 empleados.

-¿Es descabellado pensar en una reapertura cuando todo el tema de la pandemia pase?

-Puede que en un futuro, si se dan las condiciones, se pueda reabrir para volver a prestar servicios, aunque no sé si bajo la misma sociedad actual. Quizás otra empresa, pero no lo sé.

-¿Hay algún proyecto para el edificio?

-Por ahora no. Se trató de sostener el hotel hasta el último, asumiendo costos que el establecimiento no estaba en condiciones de asumir. Por DNU (decreto de necesidad y urgencia), el Gobierno prohibió los despidos y la suspensión del personal y, en paralelo, nos obligó a pagar, mientras no podemos abrir las puertas.

-¿Faltó más ayuda desde el Estado?

-Nadie desconoce la situación que vive el país desde hace tiempo como para obligarle a una empresa asumir costos que no está en condiciones de asumir. No queda otro margen más que cerrar. De hecho, han cerrado miles de empresas por esta situación.

-¿Qué pasará con el restaurante que funciona en el hotel?

-El restaurante está concesionado y sigue funcionando. De todas maneras, la situación de los comedores también es muy complicada.

El Opera Hotel se inauguró en 1973, con el impulso del empresario Abel Lichtenstein.

Por allí pasaron importantes figuras del deporte, la política y el espectáculo, como Julio Iglesias y Mirtha Legrand, quienes eligieron el establecimiento para hospedarse durante su estadía en Río Cuarto.

“Sin duda es un hotel que ha marcado a la ciudad. Es un emblema de la hotelería de Río Cuarto y de todo el sur de Córdoba. Con el paso de los años, a partir de la aparición de otras propuestas también interesantes, el hotel fue cediendo el lugar que tenía, pero sin dudas es una institución importante para la ciudad”, remarcó Lunardi.

“Las medidas que se han adoptado son bienvenidas, pero no alcanzan porque estamos cerrados”

Tras conocer la noticia del cierre del Opera Hotel, la representante del Grand Hotel Río Cuarto y presidenta de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de la ciudad, Laura Rivera, dijo a Puntal que, con urgencia, se debe aprobar la ley de emergencia, debido a que todos los establecimientos del rubro están extremadamente complicados.

“Tratamos de sostener las empresas en medio de la pandemia. Sin embargo, como digo desde el primer día, estamos generando una deuda impagable. Las ayudas de los gobiernos son insuficientes. La única colaboración que hemos recibido es el pago del ATP, pero sólo cubre una parte de los salarios. El resto de los sueldos lo tenemos que pagar nosotros y no estamos facturando”, manifestó Rivera.

“El Estado me obliga a cerrar y, sin facturar, tengo que seguir cubriendo distintos gastos. Es muy contradictorio. Nosotros, en Río Cuarto, no podemos vender reservas con anticipación. Nosotros trabajamos con gente que viene a la ciudad por trabajo y con personas de paso”, agregó.

-¿Qué están reclamando?

-Nosotros estamos trabajando por la ley de emergencia. Se han desarrollado reuniones de comisiones en la Cámara de Diputados y hemos perdido la votación. Necesitamos una ley de emergencia con una condonación de la deuda generada. En tanto, a nivel provincial, necesitamos rever los plazos de los pagos. Por otro lado, en relación a lo municipal, hemos mantenido reuniones y también esperamos acciones. Las medidas que se han adoptado son bienvenidas, pero no alcanzan porque estamos cerrados.

No más

Por el momento, y aunque el panorama se complejiza día a día, no hay otro hotel en la ciudad que haya pedido la baja.

Sin embargo, sí hay uno cuyo concesionario renunció, por lo que están buscando regularizar la situación.

La mayor ambición de los dueños de hoteles pasa por conseguir un paliativo que los ayude a transitar este momento, hasta tanto puedan reabrir sus puertas.

Sobre el Autor

NYN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lee la última revista online