La técnica de clasificación denominada ABC, de gran ayuda en cuestiones de gestión de stocks, se puede adaptar sencillamente para detectar y controlar los conceptos de egreso más relevantes en una compañía. Se basa en la confección de un listado de gastos, ordenados de mayor a menor, según su monto anual. Cabe aclarar que se puede trabajar en pesos a valores históricos, en pesos ajustados por algún índice que refleje los cambios en el poder adquisitivo de la moneda, o bien, en dólares. La técnica ABC permite determinar la representatividad de los egresos en función del gasto anual realizado.

Para la construcción del Diagrama ABC se requiere de un listado de todos los conceptos de gasto y el monto erogado en el año en cada uno de ellos. Se comienza colocando en primer lugar el ítem cuyo monto sea máximo. Se continúa con el elemento que le sigue, según este criterio, y se suma su valor al anterior, obteniendo la suma acumulada de ambos ítems. Se prosigue en esta forma hasta llegar al gasto de menor monto anual. Naturalmente, la suma acumulada debe ser, para este gasto, igual al monto total erogado.

Determinación de las zonas ABC
Conocido este monto total, se calcula el 85% del mismo, y se verifica en el listado cuantos ítems de egresos han sido necesarios para que la suma acumulada alcance este valor del 85%. Relacionando esta cantidad con el total de ítems, se halla su porcentaje. El criterio ABC establece que, en general el 85% del monto total está controlado aproximadamente por el 10 al 15% de los ítems de egresos.

Se aprecia entonces la gran importancia de este resultado obtenido de manera tan sencilla, que revela que vigilando del 10 al 15 % de los conceptos o ítems de egresos, se controla el correcto desembolso de aproximadamente el 85% del monto total. Los ítems que caen dentro de esta categoría son llamados ítems de clase A.

Si se prosigue el análisis y se calcula el 90% del monto erogado, se puede comprobar que sólo un 25 % de los ítems de egresos son responsables de aquél. Los ítems comprendidos entre el 10-15% y el 25% integran la clase B.

Finalmente, queda un 10% del monto erogado, y el análisis enseña que esta pequeña parte esta manejada por el 75% de los ítems. Estos son los llamados ítems de clase C.

Esta realidad no se debe desconocer. Pocos ítems de egresos representan mucho valor monetario y muchísimos representan relativamente poco valor. De este concepto se desprenden políticas claras sobre la gestión de egresos: Actuación intensa sobre pocos ítems, liviandad, en cambio, para la mayoría.

Cr. Pablo Pagano

MP 10.20155.6

Correo: pablo_pagano@hotmail.com

Tel: 358-4267102