El análisis financiero es una herramienta clave para el manejo gerencial de toda organización,
ya que contempla un conjunto de principios y procedimientos empleados en la transformación
de la información contable, económica y financiera que, una vez procesada, resulta útil para
una toma de decisiones de inversión, financiación, planeación y control con mayor facilidad y
pertinencia.
Accionistas, miembros del directorio, CEOs, CFOs, gerentes, acreedores, inversores en general
utilizan índices o ratios para interpretar los estados contables. Entre otros aspectos, estos
indicadores permiten evaluar la “salud” del negocio a lo largo del tiempo como así también su
posición relativa respecto a otras empresas del sector.
Si bien existe una enorme cantidad de indicadores (uno por cada celda disponible en una hoja
de Excel), en esta oportunidad, se expondrán los referidos a los flujos de fondos del negocio y
los de endeudamiento. Con respecto a los ratios sobre rentabilidad del negocio, en un anterior
artículo se hizo referencia a la importancia y prevalencia del EBITDA (resultado antes de
intereses, impuestos y depreciaciones y amortizaciones), y el margen de EBITDA por sobre los
tradicionales indicadores utilidad neta y margen neto.
Para analizar la situación financiera de una empresa, es necesario armar un flujo de fondos, ya
que queremos saber cómo se comporta la “billetera” del negocio. A diferencia del Estado de
Resultados, que brinda información económica (criterio devengado), el flujo de fondos brinda
información financiera, por lo que importa saber cuándo se produjo la entrada o salida del
dinero (criterio de lo percibido). Razón por la cual, como se puede apreciar en la imagen
siguiente, al EBITDA menos impuestos hay que ajustarlo por las variaciones del capital de
trabajo para calcular el flujo de fondos de las operaciones. Luego se deben considerar los
ingresos/salidas de dinero como consecuencia de operaciones de venta/compra de activos
fijos y bienes de uso para determinar el flujo de las actividades de inversión. Y por último, y
con relación al flujo de las actividades financieras, se deben contemplar los ingresos de dinero
por préstamos solicitados, los pagos de capital e intereses de las deudas no vinculadas al giro
ordinario, los ingresos por aportes de los socios, y los retiros de los mismos como dividendos.

VARIACIONES DEL CAPITAL DE TRABAJO
EBITDA menos impuestos

FLUJO DE FONDOS DE LAS OPERACIONES
INVERSIONES (CAPEX)
ADQUISICIÓN O VENTA DE ACTIVOS
FLUJO DE FONDOS DE ACTIVIDADES DE INVERSIÓN

SERVICIOS DE DEUDA
APORTES / DIVIDENDOS

FLUJO DE FONDOS DE ACTIVIDADES DE FINANCIAMIENTO

Los cambios del capital de trabajo tienen un rol clave en el flujo de fondos. Su análisis brinda
información valiosa respecto de la salud de la empresa. Una forma útil de evaluar este aspecto
es mediante la estimación del ciclo de caja, que es el número de días equivalente de ventas
inmovilizado en los activos y pasivos operativos. Si el ciclo de caja es positivo, por ejemplo 10
días, un aumento en las ventas demandará un aumento proporcional en el capital de trabajo
necesario.

1
Es muy importante tener en consideración la forma en que estas cuentas son valoradas
INVENTARIOS INVENTARIO1 / VENTAS * 360
CUENTAS X PAGAR CUENTAS X PAGAR1 / VENTAS * 360

DÍAS DE:

CRÉDITOS X VENTAS CRÉD. X VENTAS1 / VENTAS* 360

CICLO DE CAJA

DÍAS DE (CRÉD. X VENTAS + INVENTARIO – CUENTAS X PAGAR)

Dependiendo de las características del negocio, pueden incluirse otras cuentas o eliminarse
alguna de las señaladas más arriba.
Con respecto a los índices sobre endeudamiento, se debe analizar en primer medida que tipo
de deuda se incluye para calcular los ratios. Al respecto, se suele considerar como deuda
financiera, todo pasivo no vinculado al giro habitual del negocio.
Existen indicadores de endeudamiento tradicionales como Deuda/Activo o Deuda/PN, pero
tienen la debilidad de que se basan en valores contables que suelen tener importantes
diferencias con los valores de mercado.
Es por ello que el indicador que resulta más relevante es Deuda/EBITDA, ya que permite
dimensionar la deuda con respecto a la rentabilidad del negocio. Juntamente con el monto de
deuda, es importante analizar la capacidad de pago de la empresa a lo largo del tiempo, lo que
es posible gracias al ratio EBITDA/(Intereses + Pagos de capital de deuda).

Cr. Pablo Pagano
MP 10.20155.6
Correo: pablo_pagano@hotmail.com
Tel: 358-4267102