Una empresa salteña exportó, por primera vez para nuestro país, semillas de chía a India. Se trata
de la primer PYME argentina en realizarlo luego de un acuerdo bilateral firmado a principios de
este año.
Todo comenzó con un primer contenedor de 21 toneladas. En la actualidad se exportan cerca de
250 toneladas.
La tecnología y el desarrollo de esta PYME permitió el procesamiento, la clasificación, laboratorios
y principalmente el desarrollo nacional de semillas para exportar. Esta nueva relación comercial es
una gran oportunidad para el mercado argentino ya que sirve para comenzar a posicionarse como
uno de los principales exportadores de calidad de este producto.
Promover que Argentina sea uno de los exportadores de semillas más importantes del mundo es
una buena oportunidad para las economías regionales de nuestro país.
Por su parte, una micro pymes cordobesa Kilimo está a punto de generar las primeras soluciones
en el uso del agua en el mercado de India. La startup hará su parte para tratar esa problemática
porque las lluvias se concentran en junio-julio y en los últimos tres años este período ha sido muy
irregular.
Esta empresa ha sido seleccionada tras la firma de un acuerdo con la Secretaría de Emprendedores
y de la Pequeña y Mediana Empresa (SEPYME), que depende del Ministerio de Producción y
Trabajo de la Nación. Kilimo, que ofrece herramientas para el manejo del riego en la agricultura,
fue creada hace cinco años en esta provincia por un grupo de ingenieros en computación.
Actualmente, presta servicios para la agricultura extensiva de Argentina, Uruguay, Paraguay y
Estados Unidos, e intensiva en Chile y Perú. La startup ayuda a optimizar el uso del recurso, de
hecho Jairo Trad, uno de sus fundadores siempre manifiesta que “una gota de agua cuenta”.

Por: Agustín Remondino