CELU2Fuentes oficiales y empresariales le aseguraron a BAE Negocios que en las tratativas también participa el grupo Eurnekian, que acaba de inaugurar una fábrica de chips y podría aprovecharla para proveer tecnología a los terminales de la futura firma. La información indica que las negociaciones están en manos de Norberto Berner, hombre de La Cámpora, secretario de Comunicaciones desde marzo último y encargado de resolver el colapso de la red móvil que transitan las cerca de 40 millones de líneas activas en el país.

La posibilidad de asociarse con Nextel surgió antes de que asumiera Berner. La vocera de la empresa del “prip”, Verónica Álvarez Puente, subrayó ante BAE Negocios que su holding controlante anunció en febrero que “quiere enfocarse en México y Brasil”. “Por eso tiene la decisión tomada de vender sus operaciones en Argentina y Chile, como hizo en Perú, o asociarse con otros jugadores que le aporten liquidez”, explicó.

Claro que un requisito de Nextel es que le dejen retirar del país los dólares que obtenga por la venta o fusión de su operación local, algo que el Gobierno sólo permite de a cuentagotas y a empresas de determinados rubros, como el minero.

Nextel factura en Argentina 700 millones de dólares por año y su filial es la más rentable de América latina, pero el holding de bancos europeos y estadounidenses que la controla decidió apostar todas sus fichas a Brasil y México. Uno de los motivos del repentino desinterés por permanecer en Argentina fue la suspensión de la licitación que iba a hacer el Gobierno el año pasado de las frecuencias que antes pertenecían a Movistar.

Esas frecuencias, que terminaron en manos de Arsat, fueron las que liberó Movistar (de Telefónica de Argentina) a pedido de la Comisión Nacional de Comunicaciones luego de la fusión de Unifón -su antecesora- con Movicom. Sin acceso a ellas, Nextel no puede ofrecer a sus abonados el servicio de 3G, por lo que la mayoría de sus usuarios (en general, corporativos) tienen además otro dispositivo con esa tecnología.

El consultor Enrique Carrier, titular del estudio homónimo, opinó ante este diario que Nextel “tiene un as bajo la manga que es su banda de 800 megahertz, en la cual puede ofrecer servicios de 4G sin esperar que el Gobierno licite las nuevas bandas que hacen falta para abrir esa tecnología en el país”. Pero aseguró que las negociaciones todavía tienen un trecho por recorrer.

Fuente: www.papcordoba.com