Fuente: Diario Clarín – 9/12/2020

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil – Sala L

En un divorcio, un fallo de Cámara no dio por válido el pago que hizo el exmarido en dólar oficial.

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil dispuso, en una causa donde se discutía la división de los bienes de un matrimonio, que el exmarido podrá cancelar lo pactado entregando las sumas en dólares estadounidenses –U$S150.000– de acuerdo a lo pactado o la cantidad de pesos según la cotización del dólar “MEP” –mercado electrónico– al día del pago. El dólar MEP es el que se obtiene en la Bolsa mediante operaciones bursátiles y a diferencia del oficial no tiene límite de compra.

A comienzos del año, el exmarido depositó $9.487.000, que a la cotización de $63,25 del Banco Nación de ese entonces representaban los dólares pactados. La cancelación en pesos se hizo –sostuvo– por las restricciones a la compra de moneda extranjera.

Sin embargo, el juez de primera instancia consideró que existían operaciones de tipo cambiarias y bursátiles que habilitaban a los particulares a través de la adquisición de determinados bonos y posterior canje adquirir los dólares necesarios para cancelar la obligación asumida.

El hombre apeló la decisión y los jueces de la sala L de la Cámara Civil señalaron que correspondía analizar qué régimen jurídico se aplica a las obligaciones en moneda extranjera, teniendo en cuenta que no existen en el Código Civil y Comercial las obligaciones de dar cantidad de cosas, y se debe buscar el encuadramiento normativo que se adecúe de manera más precisa a este tipo de obligaciones.

Así, señalaron que resulta “evidente que la conversión de los dólares a la cotización oficial no arroja una suma equivalente en pesos que satisfaga el interés del acreedor, ya que con esa cantidad de pesos, este no podría adquirir en el mercado de cambios la cantidad de dólares que tuvo en cuenta al celebrar el convenio en el cual entregaba la vivienda en que residía con sus hijos menores”.

También agregaron que si bien el artículo 765 del Código Civil y Comercial prevé que el deudor puede cancelar una obligación que contrajo en moneda extranjera mediante la entrega del equivalente en moneda de curso legal, dicha norma “no dispone que la conversión deba realizarse según la cotización oficial”.

“Por el momento, el único mecanismo legal y menos costoso para las partes que les permite acceder sin límites a la moneda extranjera es la compra de un bono que cotiza en pesos, pero que es convertible en dólares y puede ser vendido en esa moneda, lo que se conoce como dólar MEP”, sostuvieron los camaristas, y concluyeron: “En el contexto económico y financiero actual, el demandado podrá desobligarse entregando las sumas en dólares estadounidenses conforme fuera pactado el 27/03/2019 o la cantidad de pesos según la cotización del dólar MEP al día del pago”.