En entrevista exclusiva con Negocios y Noticias, Mauricio Businello (Gerente de Recursos Humanos de Volkswagen) nos comenta sus conclusiones del 2012 y las proyecciones del 2013.

Businello afirma que: “El año 2012 fue un año atípico. En el caso nuestro, que somos fabricantes de trasmisiones y caja de velocidades, la ventaja es que el 97% de nuestros productos se exportan a distintos lados, no a un país solo.

Por más que nuestro principal cliente sea Brasil, también exportamos a Alemania, Republica Checa, México, España y Sudáfrica. Pero el único que no bajó la demanda ha sido Brasil, que para mí fue el país en el que menos repercutió la crisis de la economía; de hecho, cuando en Junio comenzó la crisis automotriz, la Presidenta de Brasil bajó a cero los impuestos internos, más la financiación propia del gobierno, logrando mantener así la demanda automotriz brasilera. El país que más nos afectó fue España, al que le vendíamos cajas SEAT.

En conclusiones generales, perdimos de un lado y ganamos del otro, por lo que cerramos el año en lo que habíamos presupuestado. El problema más importante del 2012 fue que tuvimos un 30% de componentes importados, principalmente el acero. A su vez, no existe en Argentina una empresa que produzca el tipo de acero que necesitamos nosotros para la fabricación, por lo que nos costó hacer entender que esos componentes debían ser importados. A pesar de esto, que fue un sobresalto, estamos trabajando con horas extras y no tuvimos que suspender a nadie.

El 2013 es un enigma, seguramente es más fácil saber qué número saldrá en la quiniela a la noche que lo que puede pasar el próximo año. Pero soy optimista porque hemos salido de crisis peores, se habla de que la industria automotriz llegará al mismo nivel de producción del 2012, 850.000 unidades y se está exportando mucho.”